Una vida providencial de Dios

Queridos amigos

Lamentamos comunicar que ayer, luego de padecer una enfermedad que lo tuvo internado durante varios meses, falleci贸 el P. Adolfo Honorio Gig贸n, sacerdote fiel al carisma de Don Orione, trabajador y gu铆a espiritual de varias generaciones de j贸venes.

El P. Adolfo naci贸 el 22 de diciembre de 1922 en Elortondo, Santa Fe, fue alumno del colegio Boneo de Rosario, y m谩s tarde estudi贸 en el entonces Colegio San Jos茅, ubicado delante del Cottolengo de Claypole.

Se orden贸 sacerdote en Roma, en 1957, y a fines de la d茅cada del 鈥50, regres贸 junto a otros religiosos a la Argentina, donde trabaj贸 en casas de la Obra Don Orione que hac铆a poco comenzaban a abrirse, en zonas donde todo estaba por hacer, 鈥渄onde no hab铆a agua, luz ni asfalto鈥.

Hoy los Cottolengos, Hogares y Colegios orionitas de Claypole, Mar del Plata, C贸rdoba, San Francisco, Villa Dom铆nico, Rosario, Gral. Lagos, Chaco, Tucum谩n, Paraguay, Itat铆 y San Miguel, son testigos de sus abnegados servicios.

En uno de sus 煤ltimos reportajes concedidos a la Revista Don Orione, criticaba el estado actual del mundo, con excesos de individualismo y consumismo hedonista, pero era optimista y depositaba sus esperanzas en las nuevas generaciones de j贸venes como motor de cambio: 鈥淓l esp铆ritu juvenil no debe perderse nunca, porque en ese entusiasmo se va recuperando de a poco la sociedad鈥.

Siempre ten铆a presente a los sacerdotes orionitas que marcaron su vida: 鈥淒on Carlos Pensa, Jos茅 Dutto, Enrique Contardi, Miguel Tiburcio, Lorenzo Nicola, C茅sar Di Salvatore, Luis Alpeggiani, Tom谩s Alonso, Pedro Migliore, Miguel Mykycej, Pablo Bussolini, Pablo Marinacci鈥 Religiosos que hicieron de la Peque帽a Obra de la Divina Providencia un ejemplo de solidaridad en el mundo鈥.

Sus 煤ltimos a帽os los vivi贸 en el Peque帽o Cottolengo de Claypole, cerca del Coraz贸n de Don Orione, rodeado del afecto de sus hermanos religiosos, m茅dicos y enfermeras que lo cuidaron.

Fue un luchador incansable, una vida de sacrificios y esfuerzos por los m谩s humildes realizados durante 聽m谩s de medio siglo de sacerdocio. Su paso por este mundo ha dejado ense帽anzas y ejemplos de bien que perdurar谩n por generaciones.

Quedar谩 en nuestro recuerdo una de sus reflexiones, que lo marcan como una persona consecuente con sus ideas: 鈥淢i vida fue obra providencial de Dios. Porque si Don Orione no hubiese visitado Argentina, yo no habr铆a tenido la formaci贸n y visi贸n universal que recib铆 de la Obra. Estoy muy feliz de haber dedicado mi vida a este carisma鈥.

El P. Adolfo descansar谩 en el cementerio del Cottolengo de Claypole, y su alma en la Casa del Padre junto a San聽 Luis Orione.

 

Sobre el Autor

ha escrito 352 historias en este sitio.

Copyright © 2018 Cottolengo Don Orione. All rights reserved.
Powered by WordPress.org, Custom Theme and Cottolengo Don Orione.
}