Miércoles de ceniza

MIÉRCOLES DE CENIZAS 2011

“El Miércoles de Ceniza no es un día de precepto”, pero sí marca de forma visible el comienzo de la Cuaresma, un período de conversión de corazón en preparación para la Semana Santa y, sobre todo, nuestro encuentro con el Señor en la eternidad. Desde tiempos bíblicos, las cenizas simbolizan que no somos nada ante Dios, que le dijo a Adán al expulsarle del Paraíso: “polvo eres, y al polvo volverás” (Gen. 3, 19). Abrahám usó así ese símbolo cuando afirmó ante el Señor: “soy polvo y ceniza” (Gen. 18, 27) mientras le rogaba por Sodoma. Más aún, indican un cambio de vida debido a un profundo arrepentimiento de haber pecado. Así el rey de Nínive oyó que en 40 días Nínive sería destruída [Ver “El significado bíblico del número 40”]:La Cuaresma es nuestra llamada para identificar nuestras faltas y debilidades, como los reclutas en el vídeo estudiando la trampa para ratones. Somos los ricos de quienes se lamenta el Señor cuando hacemos como ese recluta que quería hacerlo todo él solo, pensando que tenía todas las cualidades necesarias para enfrentarse al peligro él mismo. ¿No hacemos lo mismo cuando no apreciamos la gracia que nos ofrece el Señor en el Sacramento de la Reconciliación? Las cenizas impuestas sobre nuestras frentes el Miércoles de Ceniza son de las palmas usadas en el anterior Domingo de Ramos para simbolizar que la gloria de este mundo se reducirá a nada. Estamos llamados a seguir al Señor, a volvernos hacia Él y reconocer que necesitamos Su ayuda, Su misericordia y Su gracia para evitar la muerte espiritual. Aprovechemos este período de entrenamiento espiritual que nos ofrece la Iglesia durante la Cuaresma, pero hagámoslo no confiando en nuestras pocas fuerzas, sino en el Señor, que nos hizo de la nada.

Fuente: www.fmprovidencia.com.ar

Sobre el Autor

ha escrito 352 historias en este sitio.

Copyright © 2019 Cottolengo Don Orione. All rights reserved.
Powered by WordPress.org, Custom Theme and Cottolengo Don Orione.
}