Festejamos a San Luis Orione en Lujan

canadian nolvadex

Don Orione fue varias veces a Luj谩n, principalmente sol铆a ir los 21 de junio, d铆a de San Luis Gonzaga. Manteniendo esta tradici贸n del padre Fundador, el pasado 21 de junio un grupo de residentes y empleados del Peque帽o Cottolengo de Claypole, peregrinamos al Santuario Mariano de Luj谩n llevando con nosotros las intenciones de toda la Obra.

Luego de celebrar Misa en la cripta del templo, ya que el altar mayor se encuentra en trabajos de restauraci贸n, se dirigieron al altar de San Luis Gonzaga, donde el Hno. Jorge Silanes ayud贸 a recordar el sentido de esta peregrinaci贸n y como Don Orione lo hacia cuando estuvo en Argentina.

En referencia a aquellas visitas, el Hno. Jorge record贸 como el聽 21 de Junio de 1935 Don Orione llev贸 en peregrinaci贸n a sacerdotes y j贸venes de la casa de Lan煤s (hoy Villa Dom铆nico) en peregrinaci贸n a Luj谩n, celebrando la Santa Misa en el altar de San Luis.

鈥淧ara dar el valor que corresponde a este 鈥搑elata el Hno. Jorge鈥 debemos recordar que en aquel tiempo en Italia el d铆a del onom谩stico era considerado m谩s importante que el cumplea帽os, y de

hecho en la vida de San Luis Orione y de la Congregaci贸n siempre se celebraba este d铆a.

Junto a esto 鈥揷ontinua diciendo- recordemos que el primer oratorio festivo fue llamado `San Luis麓; o como Don Orione visitaba cada vez que pod铆a la Iglesia de San Ignacio, donde esta el altar de San Luis (sobre la reliquia de su cuerpo). En los 煤ltimos veinte a帽os de su vida -Excluyendo los tres a帽os que estuvo en Argentina- rezaba all铆 la 煤ltima misa de la ma帽ana.鈥

De aquella visita a Luj谩n del a帽o 1935, uno de los j贸venes participantes a la peregrinaci贸n nos ha dejado una relaci贸n:

鈥淟an煤s, 21de junio de 1935: 茅sta vez el Sr. Director P. Orione fue propio todo nuestro. Lo esperaban en Victoria donde hab铆an preparado un festejo por el d铆a de su onom谩stico y en cambio, 茅l decidi贸 no ir, pero no hay mal que por bien no venga. 脡l que nos hab铆a prometido varias veces de llevarnos a Luj谩n, no encontr贸 mejor d铆a que este. 隆que lindo d铆a de San Luis! Pasados a los pies de la Virgen, en compa帽铆a de San Luis, en compa帽铆a del amado padre!

Partimos de Lan煤s a las seis, con el cami贸n del Cottolengo Argentino, bendecido por el se帽or Nuncio, el 11 de Junio (1935). El d铆a era lindo, pero el term贸metro marcaba bajo cero. Don Orione nos hizo abrigar bien; ten铆amos unas mantas militares, cosa que a algunos les parec铆a extra帽o; pero ellos mismos -luego de un buen trayecto- dir铆an: 隆Menos mal que tenemos las mantas!

En fin, el viaje fue divertido, no todas las calles son asfaltadas. Aquella llanura ilimitada, las tierras sin cultivar, hac铆an un verdadero contraste con 茅l recuerdo de nuestros lugares. Subi贸 con nosotros tambi茅n nuestro director de noviciado, que dio a aquello que nosotros llam谩bamos paseo el aspecto de una santa peregrinaci贸n.

Todo el trayecto, de Lan煤s a Luj谩n, que dista 80 km. fue un alternar de rezos y cantos: recitamos el rosario y las letan铆as y luego, una cosa detr谩s de la otra, llegamos a Luj谩n rezando. Eran las 9 y media, nos confesamos y, a las 10 y media, Don Orione empez贸 la s. Misa en el altar de San Luis; le hicimos corona respondiendo a la gloria, al credo, como se hace en Italia, recibimos la santa comuni贸n que ofreci贸 en honor de San Luis, para el padre de nuestras almas. Cuando terminamos nos fuimos ha tomar el desayuno, si se puede as铆 decir.

A las once fuimos a visitar el museo, uno de los m谩s importantes de la rep煤blica. Cuando salimos nos dispusimos para un grupo fotogr谩fico. El padre Orione, en aquel d铆a, todo un caballero, se puso en medio a nosotros; 隆Cosa que no pasa demasiado frecuente! Antes de alejarnos del聽 Santuario, Don Orione nos llevo delante de San Luis y a los pies Buying cialis de la Virgen Sant铆sima; rezamos por los benefactores, por nuestros superiores y todos nuestros cohermanos. Por 煤ltimo rezamos el 鈥渕emorare鈥 de San Bernardo.

Qu茅 lindas horas en la casa de la virgen! Est谩bamos cerca de nuestro amado padre Don Orione y sent铆amos en nuestras almas las gracias del se帽or. Permanecer谩 inolvidable este d铆a y ser谩 un punto luminoso en la historia de esta casa de Lan煤s y una bendici贸n para nosotros. Volvimos a casa, hab铆a un viento fr铆o. Todav铆a las 煤ltimas horas de aquel d铆a inolvidable las pasamos junto a nuestro padre que, antes de ir al puerto a recibir los misioneros y las misioneras llegaban de Italia, nos imparti贸 la bendici贸n eucar铆stica鈥

Sobre el Autor

ha escrito 352 historias en este sitio.

Copyright © 2019 Cottolengo Don Orione. All rights reserved.
Powered by WordPress.org, Custom Theme and Cottolengo Don Orione.
}