Feliz Día de la Mujer РDon Orione escribe: Mujer, familia, sociedad

don_orione_con_sus_chicas_nota

Escrito de Don Orione tomado del borrador de cialis online australia un art√≠culo de principios de los a√Īos veinte:

Un escrito sobre el feminismo

Al igual que un pupilo que deja el colegio para ir de vacaciones despu√©s de un a√Īo largo de internado, as√≠ tambi√©n la mujer se ha visto lanzada a una vida de libertad, de movimiento y a√ļn de trabajos que nunca hab√≠a conocido, gracias a los nuevos descubrimientos y especialmente durante la larga guerra actual.

Hasta ayer la mujer estaba encerrada en el estrecho círculo de la vida familiar, y las que salían eran una

excepción.

Hoy la mujer entra en todas partes. Las mujeres del pueblo entran en las f√°bricas, donde no se requiere m√°s que habilidad e inteligencia, ya que la fuerza muscular ha sido reemplazada por la fuerza motriz de la m√°quina. Adem√°s, en la actualidad hay muchos empleos nuevos en los que pueden trabajar: en las escuelas primarias (incluso las de varones) y secundarias; en escuelas t√©cnicas, institutos de ense√Īanza cl√°sica, liceos y universidades como profesoras; en las oficinas de correo y telecomunicaciones, oficinas de recaudaciones; como contables, cajeras, conductoras de tranv√≠as el√©ctricos, cadetes, etc. Todos puestos que

llevan a la mujer a trabajar fuera de casa, a valerse por sí misma, a entrar en competencia con el hombre, y ser preferida al hombre. Todo esto plantea una nueva situación social.

La mujer es mayoría en todos los países, y en Italia las mujeres solteras serán en el futuro las más numerosas. Es cristiano y caritativo ocuparse del feminismo, o mejor, de la familia cristiana.

Verán que el ataque, hoy todavía disimulado, contra esta fortaleza social que es la familia cristiana, protegida y mantenida gracias a la indisolubilidad del matrimonio, se volverá un ataque furibundo.

El feminismo es una parte, por cierto important√≠sima, de la cuesti√≥n social y nuestro error como cat√≥licos ha sido el de haberlo comprendido tarde. Fue un gran error. […]

Son demasiado pocos todavía los que entienden la cuestión feminista. Confesémoslo francamente, los católicos hemos tratado el feminismo con una ligereza lamentable. Los más rigurosos siguen repitiendo todavía hoy los viejos chistes de Molière, las bromas de personajes como Gaudissart. Pero nosotros sabemos que ridiculizando no se mata nada, mucho menos el feminismo, que se ha ido metiendo en todas partes, constituyendo ligas y comités, inspirando revistas y diarios, tratando todas las cuestiones que interesan a la mujer.

————————–
En Gli scritti di Don Orione, 61, pp. 115-116. Ulterior confirmaci√≥n del inter√©s de Don Orione por los problemas sociales. Este texto se ha tomado del borrador de una conferencia o de un art√≠culo que se podr√≠a ubicar a principios de los a√Īos veinte.

Sobre el Autor

ha escrito 352 historias en este sitio.

Copyright © 2020 Cottolengo Don Orione. All rights reserved.
Powered by WordPress.org, Custom Theme and Cottolengo Don Orione.
}