En el Día del Amigo

Desde la Obra Don Orione saludamos a todos los amigos en su día y compartimos la historia de un grupo fiel al carisma de nuestro fundador: los Amigos de Don Orione.

En_el_Dia_del_Amigo02

En el Día del Amigo, desde la Obra Don Orione saludamos a quienes nos hacen sentir la cercanía y el compromiso diario. Para celebrarlo, compartimos la nota publicada en la edición N° 58 de nuestra revista sobre la historia de un grupo fiel al carisma de nuestro fundador: los Amigos de Don Orione.

 “¿Escucharás la voz de un amigo?”

Casi dos meses después de su paso a la eternidad, el 6 de mayo de 1940, en Milán, Italia, se creaba el primer grupo de Amigos de Don Orione.

En palabras proferidas entonces por el fundador del grupo, el senador Esteban Cavazzoni. el objetivo de los amigos era “difundir el espíritu del Apóstol de la Caridad, cooperar con los hermanos más necesitados y transitar un ideal de santidad personal, mediante el ejercicio de la Caridad”.

De esta manera, con el consentimiento de Don Carlos Sterpi, primer sucesor de San Luis Orione, se aprobaba el nacimiento del grupo los Amigos de Don Orione, que con el tiempo multiplicaría su presencia en diversas partes del mundo.

Para difundir

En la Argentina fue el Dr. Rómulo Garona Carbia, que había conocido al Santo de la Caridad y lo había tratado en muchas oportunidades, quien fundara la rama local en Claypole el 12 de marzo de 1956.

Del mismo modo se fueron formando filiales en la provincia de Córdoba, Tucumán, Chaco y otras localidades de Argentina para que “cada comunidad se reúna a revivir los santos ejemplos del Apóstol de la Caridad y seguir de cerca sus obras sin distinción de ideas políticas y sociales”, según palabras del Dr. Garona.

El 8 de abril de 1965 se realizó la primera jornada de Amigos en nuestro país, y desde entonces todos los años se organizan encuentros nacionales en distintas casas, donde se comparten charlas, oraciones y actividades dinámicas de reflexión sobre el carisma orionita.

“Un Amigo de Don Orione es el que se adhiere a su espiritualidad, la conoce, la admira y la difunde desde el lugar donde desarrolla su apostolado: su trabajo, actividad social, política, deportiva o barrial”, declara el Padre Mateo Giordano, asesor nacional del grupo.

“Nuestras reuniones son formativas y abiertas. En ellas articulamos actividades para las distintas casas de la Obra, generamos ideas para preparar el encuentro anual de Amigos, y con la llegada de Cuaresma y Adviento organizamos retiros espirituales a nivel regional en Claypole, Villa Domínico o Lugano”, agrega el P. Mateo.

Para ayudar

En cada comunidad los Amigos de Don Orione cumplen un papel muy importante. Como en San Francisco, Córdoba, donde realizan diferentes iniciativas para colaborar con el sostenimiento de la Obra.

La Sra. Mirta Delfabro, coordinadora local, destaca que “cada año organizamos cuatro eventos: dos cenas, un locro y venta de pastelitos. Todo a beneficio del Cottolengo. Preparamos alrededor de 3000 docenas de pastelitos por año que vendemos en la comunidad. Hace tres años marcamos un récord cuando vendimos más de 4000 docenas”.

Para Mirta “los chicos del Cottolengo” son su debilidad: “El amor que transmiten hace que cada evento se convierta en una reunión de familia. Gracias a ellos podemos contar con la colaboración de las fuerzas vivas de la ciudad, donde la Obra es muy querida”.

Emma Galván, docente jubilada del Instituto Don Orione de Tucumán, relata que “en esta provincia el grupo de Amigos se formó en 1956. Nos reunimos cada 12 de marzo en la Parroquia San José Benito Cottolengo para pensar la actualidad desde nuestra mirada como orionitas, y dialogar acerca de la organización de las actividades diarias en la Paqrroquia, donde colaboramos. Siempre cerramos las charlas con el “cafecito de Don Orione”.

Para invitar

Menos afecto a las fechas, pero tan comprometido como Mirta y Emma, el cordobés Raúl Nassif está convencido de que “las verdaderas amistades no remiten a fechas, ni de inicio ni vencimiento”.

Mientras desgrana numerosos recuerdos y anécdotas sobre su vínculo con la Obra Don Orione de su ciudad, comenta que “fui varias veces a Tortona, y en Roma participé del sexto Encuentro Internacional de Amigos de Don Orione que concluyó en el Vaticano. Allí S.S. Pablo VI nos expresó que se sentía Amigo entre los Amigos de Don Orione”.

Raúl señala que “en Córdoba los Amigos siempre hemos organizado cosas para ayudar a Don Orione. Hemos organizado rifas, bingos, parrilladas y otras comidas donde juntamos más de ochocientas personas, a quienes invitamos a conocer el Cottolengo”.

Para imitar

En los Encuentros Nacionales que realizan, acompañados por obispos y sacerdotes, los Amigos de Don Orione reflexionan sobre “Don Orione y los jóvenes”; “La mujer como educadora de la Paz”; “Vocación y misión del laico en la Iglesia de hoy”; “Don Orione y la Eucaristía” y “Ser Amigo de Don Orione hoy”.

“Pensamos estos temas como un camino de búsqueda que nos permita seguir tras los pasos de nuestro fundador, para llevar en alto la bandera de su carisma como ejemplo”, explica el padre Mateo.

Así como los Amigos buscan caminos hacia la santidad orionita, Raúl Nassif asegura que Don Orione intercede para ayudar a encontrarlos, y lo argumenta recordando una anécdota:

“En el año 1965 los Amigos organizamos la rifa de un auto para recaudar fondos para la Obra, con tal suerte que uno de los pocos números que no habíamos vendido salió sorteado. Al quedar el auto vacante decidimos regalárselo al Párroco de la comunidad, en ese entonces el Padre Enito Chiarini. Pero fue grande nuestra sorpresa cuando escuchamos su respuesta: `No puedo recibirlo porque he realizado votos de pobreza´”.

Con la voz entrecortada por la emoción, Raúl está convencido que “este episodio fue una señal provocada por el Santo. Estas experiencias, como muchas otras más vividas junto al P. Chiarini y otros grandes sacerdotes, han profundizado mi amistad con Don Orione”.

En aquella oportunidad se decidió vender el auto para destinar el dinero a cubrir distintas necesidades del Cottolengo, y con su actitud el P. Chiarini enseñó con certeza cuál es el espíritu que Don Orione pretende de sus amigos.

Don Orione mantenía una estrecha relación con sus benefactores, a quienes consideraba sus amigos. Y hoy desde su Obra continuamos la tradición, saludamos a nuestras amistades y abrimos las puertas a nuevos afectos que deseen sumarse a nuestra misión. Imitamos la invitación de nuestro santo en algunas de sus cartas: “¿Escucharás la voz de un amigo?”.

En_el_Dia_del_Amigo03

Informe: Roberto Beluzzo

 

Sobre el Autor

ha escrito 352 historias en este sitio.

Copyright © 2021 Cottolengo Don Orione. All rights reserved.
Powered by WordPress.org, Custom Theme and Cottolengo Don Orione.
}