Con espíritu joven

Araceli Renée Echeverría vive en el Cottolengo de Claypole, y con sus 81 años llegó caminando a los pies de la Virgen en la última peregrinación a Luján por cuarto año consecutivo.

Araceli Renee Echeverría‏02

“Esta vez pensé que no llegaba… Pero cuando empezaron a flaquear mis fuerzas les pedí a Don Orione y a Juan Pablo II que me ayudaran, y no me fallaron: llegué a los pies de María como se lo había prometido. Vine a agradecerle porque este año se cumplen dos décadas que estoy viviendo en el Cottolengo de Claypole, mi casa”, declara orgullosa Renée.

Hace 41 años llegó a la Obra Don Orione, vivió en el Cottolengo de Avellaneda, y desde 1994 está en el Cottolengo de Claypole, donde colabora en la Sacristía y en la Secretaria del Santuario del Corazón de Don Orione.

“Vivo en uno de los hogares del Cottolengo, el Della Casa, pero la mayor parte del tiempo estoy en el Santuario, colaborando en la Sacristía, porque es lo que más me gusta hacer y porque acá siento muy cerca las presencias de Jesús y Don Orione”.

Ejemplo de espíritu joven el de Renée. No sólo por la decisión de caminar, con sus 81 años, más de sesenta kilómetros bajo la lluvia para llegar a la casa de nuestra Madre. También por las ganas y alegría con que transcurre cada uno de sus días, ayudando en el Cottolengo. Ganas y alegría que transmite a todos quienes la conocen.

«Nada de espíritus tristes o cerrados: siempre con el corazón abierto, en espíritu de humanidad, de bondad, de alegría.»

Don Orione

Araceli Renee Echeverría03

Informe: Roberto Beluzzo

Sobre el Autor

ha escrito 352 historias en este sitio.

Copyright © 2020 Cottolengo Don Orione. All rights reserved.
Powered by WordPress.org, Custom Theme and Cottolengo Don Orione.
}