Compromiso perpetuo con Jesús

Los hermanos orionitas Rodrigo Nicolás Gálvez y Pedro Valentín Valdez profesaron sus Votos Perpetuos de castidad, pobreza, obediencia y especial fidelidad al Papa en el Santuario San Luis Orione, del Pequeño Cottolengo de Claypole.

Votos perpetuos en Claypole02

El Sábado 13 de Septiembre se realizó en el Santuario del Corazón de San Luis Orione, en el Pequeño Cottolengo de Claypole, la celebración de profesión Perpetua de los hermanos orionitas Rodrigo Nicolás Gálvez y Pedro Valentín Valdez.

Bajo el lema «El que permanece en mi, y yo en él, da muchos frutos´´, toda la comunidad Orionita acompañó a nuestros hermanos que entregaron para siempre sus vidas a Dios, sellando con él un pacto de amor mediante la profesión perpetua de los consejos evangélicos.

El santuario colmado de jóvenes de las distintas comunidades donde Pedro y Rodrigo hacen su labor Pastoral, la Zona Buenos Aires (norte y sur), fue representada acompañando a estos dos Hermanos que realizan todos los fines de semana un gran trabajo con la comunidad en general y merecen el apoyo y afecto recibido, tal cual se demostró en la celebración donde además participaron jóvenes de Paraguay y Chaco.

En la ceremonia, presidida por el P. Omar Cadenini, superior Provincial de la Pequeña Obra de la Divina Providencia, se destacó el hecho de poder reconocer el llamado de Jesús al sacerdocio o a la vida consagrada, y pidió especialmente no tener miedo de decirle sí a Jesús, porque entregar su vida a él tiene grandes frutos. «Hoy necesitamos jóvenes comprometidos que sepan reconocer el llamado y estén dispuestos a dar un paso más en el trabajo por el reino», destacó el P. Omar.

Al compartir el acto de consagración perpetua de votos de castidad, pobreza, obediencia y especial fidelidad al papa, los hermanos agradecieron e hicieron una invitación a ver un poco mas allá de lo que cada uno quiere para su vida, para contemplar lo que Jesús quiere para nosotros.

“¡Felices los que se abandonan en las manos de María!”, decía Don Orione. Y movidos por esta bienaventuranza del fundador, Rodrigo y Pedro fueron consagrados a la Santísima Virgen María para terminar la celebración, para compartir luego un ágape donde la familia Orionita festejó el nuevo paso que dieron nuestros Hermanos.

Informe: Denise Serrano

 

 

Sobre el Autor

ha escrito 352 historias en este sitio.

Copyright © 2020 Cottolengo Don Orione. All rights reserved.
Powered by WordPress.org, Custom Theme and Cottolengo Don Orione.
}